RFC SAT

Imprimir RFC SAT con CURP

Imprimir RFC SAT con CURP

La única manera que tienes para imprimir RFC con CURP es pertenecer a la categoría de Personas Físicas y además estar dentro del régimen de trabajadores asalariados. De lo contrario, solamente podrás conseguir una Cédula de Identificación Fiscal común y corriente.

En el supuesto de que no hayas considerado ciertas cuestiones fiscales, debemos recordarte que solamente los trabajadores que reciben un pago mensual pueden inscribirse en el RFC con homoclave de forma inmediata, ya que a ellos no se les exigirá jamás que hagan su declaración anual, puesto que ésta es una función que debe realizar forzosamente la persona que los contrató.

Por consiguiente, mucha gente que empieza a trabajar en empresas, se da a la tarea de inscribirse en el RFC gratis. Este trámite es uno de los más sencillos que se puede completar con una instancia pública, puesto que lo único que se necesita es una computadora que pueda acceder a la web.

En el portal del SAT (cuya dirección electrónica es www.sat.gob.mx) tienes que elegir la opción de inscripción al RFC con CURP. Esta alternativa se encuentra dentro de “Trámites” en el sub menú RFC.

Escribe tus datos personales y domicilio fiscal. Preferentemente adiciona alguna referencia que ayude a localizar tu domicilio (entre qué calles se encuentra tu casa etc.).

Al momento de finalizar el llenado del formulario, el sistema te enviará a una pantalla en donde tendrás que confirmar que estás de acuerdo con los datos que vertiste. Si es así, llegarás a una nueva pestaña emergente (se recomienda activar esa función dentro de tu navegador).

A continuación, la página te dará la opción de imprimir tu acuse de recibo y tu Cédula de Identificación Fiscal. También tendrás la opción de almacenar ese documento en algún lugar de tu equipo de cómputo o en un dispositivo portátil, como podría ser una memoria USB o un disco duro externo.

Ahora bien, qué sucede si deseo imprimir el RFC SAT gratis de nuevo Es muy fácil, utiliza tu contraseña para ingresar al portal.

Si aún no cuentas con ella, no te preocupes, sólo dirígete al módulo de atención SAT que se encuentre más próximo a tu domicilio y espera a ser atendido por un ejecutivo. Éste te proporcionará un papel en donde debes colocar una combinación de ocho caracteres (deben ser números y letras).

El asesor dará de alta esa palabra clave en el sistema y en cuestión de unos pocos minutos, ya podrás ingresar al área de impresión de RFC.

Se trata de una página que se llama “Acceso por Contraseña” en la que únicamente deberás colocar tu nombre de usuario (en este caso tu RFC con homoclave) y la contraseña que diste de alta. Luego deberás oprimir el botón de “Generar CIF” para que aparezca una nueva ventana en donde podrás descargar este documento o bien transferirlo a una hoja de papel bond blanco tamaño carta.

No hay que olvidar que este es el único papel aceptado como legal por el Servicio de Administración Tributaria a nivel nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *